La FIFA le cae encima a La Serena por “violar el reglamento”

La FIFA le cae encima a La Serena. Desde Zúrich, donde ejerce la máxima organización del fútbol, la comisión disciplinaria declara al elenco de la Cuarta Región culpable por el uso indebido del “Sistema de Correlación de transferencias, en particular, utilizar el certificado internacional de transferencia como una herramienta de negociación”. Además, obliga al elenco Granate a pagar una multa de 10.000 francos suizos (casi $9 millones). “La Comisión observa que el club es hallado de haber violado varias disposiciones del reglamento”, según establece el documento al que tuvo acceso La Tercera.

El jugador implicado en la transacción fue José Miguel Manzaneda (peruano, 25 años), quien fue contratado por La Serena en diciembre de 2018 y un mes después, específicamente el 2 de enero de 2019, firmó su vínculo con Alianza de Lima. Nunca llegó a vestirse de Granate.

El error, sin embargo, vino al momento de fijar la cláusula segunda del acuerdo: “(…) Asimismo, las partes han acordado que la cesión en préstamo de los derechos federativos de jugadores, es por el monto neto y líquido para La Serena de USD 100 mil (…), que Alianza Lima se compromete a pagar a La Serena de la siguiente forma: (1) Con la suma de USD 25 mil (…) de contado y contra la firma del presente documento. Dicho pago será condición esencial para el envio del CTI del jugador a través del sistema TMS (…)”.

Frente a tal situación, la FIFA entró en juego. El departamento de transferencias y cumplimiento de la FIFA (FIFA TMS) le informó el pasado 26 de junio al cuadro chileno que la cláusula era irregular. No se puede cobrar una cuota como condición para mandar el pase del futbolista, según estable el artículo 9 apdo. 1 del reglamento del estatuto y la transferencia de jugadores. El 11 de septiembre se abrió el procedimiento y 20 días después se le concedió un plazo de seis días para presentar una defensa al equipo que hoy conduce Bozán.

Los descargos del club, sin embargo, no fueron tomados en cuenta. El equipo serenense aseguró que no contaba con un servicio legal que conociese las obligaciones recogidas en el reglamento. Hoy, el abogado del club es Javier Gasman, prefiere mantenerse al margen. Asegura no haber estado representando legalmente al club durante esa fecha. En la defensa del elenco del norte también se menciona que el club siempre ha actuado de buena fe y que la cláusula nunca se materializó porque el envío del certificado de transferencia se realizó antes que se pagara las dos primeras cuotas: “Por lo tanto, la claúsula, la cual se introdujo en el acuerdo de transferencia por error, quedó nula y sin efecto”.