5 falacias del rechazo

Por. Eduardo Salas C., Abogado.

1.- «Rechazar para reformar», quieren tan sólo rechazar, lo otro es accidental y pretende encubrir con supuestos cambios la protección de la matriz neoliberal y autoritaria de la Constitución del 80.

2.- «Mejorar la casa y no cambiarla», niegan la verdad, la «casa» está mal en sus bases. Una vez más con la fácil idea de que la constitución sólo hay que mejorarla es no reconocer que los fundamentos de la actual son el problema para que superemos la crisis de la democracia representativa y del modelo económico.

3.- Nueva Constitución = violencia», se escudan en ello y obvian la violación de los DDHH. En efecto, usan esa «violencia» para justificar su reacción visceral ante el cambio y con ello vuelven a estar del lado de los agentes del Estado que vulneran estos derechos.

4.- «Cambios ahora y no en dos años», Gato Pardo. Como en la novela de Lampedusa, los conservadores aparentan estar del lado del cambio para engañar a los reformadores. Tienen que proteger sus privilegios oligárquicos. Una Nueva Constitución en democracia y pacíficamente es en esencia una reforma profunda. La democracia se defiende y profundiza con más democracia.

5.- «La Constitución no resuelve nada». Estos argumentos facilistas y falaces ocultan la profunda reacción fóbica de un pequeño sector de la sociedad. No saben lo que es la Democracia, menos aun lo que es y debe ser una constitución democrática y el significado que tiene para otorgarnos el marco de la justicia social y el régimen democrático. Nadie ha dicho nunca que una constitución lo resuelve todo, es solo el principio que permite diferenciar a los demócratas de los que no lo son. JKAST y su entorno están entre estos últimos.